Desconexión digital: el secreto de un entorno laboral saludable

Talianz - Desconexión digital

Índice de contenidos:

¿Cuántas veces dejas a un lado los aparatos electrónicos a lo largo del día? De hecho, ¿sueles hacerlo en algún momento? La desconexión digital se ha convertido en un tema importante, sobre todo teniendo en cuenta que, por culpa de la tecnología y la conectividad, la frontera entre trabajo y vida personal se ha ido difuminando hasta convertirse casi en inexistente.

¿Es importante que desconectemos en algún momento? ¿Cómo afecta a nuestra salud y bienestar emocional el no hacerlo? ¿Qué medidas podemos tomar para cultivar un entorno laboral saludable?

El impacto de la conectividad constante

Sabemos que la mayoría de nosotros estamos conectados a nuestros dispositivos electrónicos las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Recibir continuamente notificaciones, correos electrónicos fuera del horario laboral y las expectativas de disponibilidad inmediata generan estrés y ansiedad, llevando a la fatiga y al agotamiento.

Talianz - Desconexión digital
Imagen de katemangostar en Freepik

 

Además, la incapacidad para desconectar de las obligaciones laborales puede erosionar nuestras relaciones personales y reducir nuestra satisfacción general con la vida. Esta conectividad constante acaba teniendo impacto en nuestra salud mental y física.

Está demostrado que las personas que no pueden desconectar de sus dispositivos experimentan niveles más altos de estrés y tienen dificultades para relajarse, afectando negativamente a su capacidad para dormir. Por otro lado, la falta de descanso adecuado, disminuye nuestra productividad y concentración, creando un círculo vicioso que perjudica tanto a los profesionales como a las organizaciones.

El papel de las empresas en la desconexión digital

Las empresas deberían jugar un papel fundamental en este sentido.

  • Crear políticas que limiten el uso de dispositivos electrónicos fuera del horario laboral.
  • Fomentar la importancia del tiempo libre.
  • Establecer límites claros.

Todo esto ayuda a que los empleados tengan un mayor bienestar. Además, los directivos deben predicar con el ejemplo, demostrando que está aceptado y es saludable desconectar.

El derecho a la desconexión es cada vez más reconocido en legislaciones alrededor del mundo. Países como Francia y España ya han implementado leyes que garantizan a los empleados ese derecho fuera del horario laboral. Estas leyes reconocen que la desconexión digital es importante para preservar la buena salud, a la vez que se mejora la productividad y la satisfacción laboral a medio y largo plazo.

Talianz - Desconexión digital
Imagen de freepik

 

Estrategias para la desconexión digital

La principal, debería ser establecer límites claros entre el trabajo y la vida personal, e incluiría:

  • Establecer horarios específicos para revisar el correo electrónico.
  • Apagar las notificaciones durante las horas de descanso.
  • Evitar el uso de dispositivos electrónicos a partir de la hora de la cena.

Otra estrategia útil es practicar el llamado «detox digital» o, lo que es lo mismo, tomarse descansos regulares de tecnología. Es tan simple como dedicar un día a la semana a actividades como pasear, ir al cine, leer un libro o pasar tiempo con amigos y familiares.

Estos descansos nos permiten recargar pilas, reducir el estrés y mejorar nuestra capacidad para concentrarnos.

Además, practicar también el mindfulness nos permite reconocer cuándo estamos sobrepasados por la tecnología, brindándonos las herramientas necesarias para desconectar y relajarnos.

La importancia del equilibrio entre el trabajo y la vida personal

La desconexión digital es una parte fundamental en ese equilibrio, ya que nos permite recargar energía para evitar el agotamiento físico y mental.

Porque aquellas personas que logran desconectar del trabajo y disfrutar de su tiempo libre son más felices y más productivas. ¡Y con menos probabilidades de tener problemas de salud!

Por otro lado, encontrar el equilibrio justo entre el trabajo y la vida personal también beneficia a las empresas. Los empleados que tienen tiempo para descansar suelen ser más creativos, innovadores y leales a la compañía. Además, un entorno laboral equilibrado ayuda a atraer y fidelizar al talento. ¿Qué más podemos desear?

Talianz - Desconexión digital
Imagen de freepik

 

¿Qué nos espera en un futuro?

Es evidente que, a medida que la tecnología continúe evolucionando y cambiando la forma en que trabajamos, la desconexión digital se volverá cada vez más importante. Con toda seguridad, las empresas que adopten políticas que fomenten la desconexión digital estarán mejor posicionadas a la hora de contar con los mejores.

También es probable que cada vez sean más las leyes y regulaciones que apoyen el derecho a la desconexión, así como una mayor concienciación de la importancia del equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Porque todo esto va más allá de una tendencia pasajera: es algo necesario para mantener un entorno laboral sano y sostenible.

En última instancia, parte de la responsabilidad de establecer unos límites claros para una desconexión digital efectiva recae en nuestras manos. Al definirlos nosotros, favorecemos nuestro propio bienestar. A la vez, propiciamos un cambio positivo en las empresas para las cuales trabajamos, gracias a una mejora de la productividad, creatividad y lealtad de sus empleados.

Por lo tanto, es básico que tanto profesionales como compañías reconozcan y actúen sobre la importancia de la desconexión digital. Fomentemos todos juntos una cultura laboral donde la desconexión sea posible y valorada. ¿Te apuntas a este cambio?

¿Te informamos?

Estamos deseando poder conocerte. Rellena el siguiente formulario y te explicaremos de manera personalizada nuestros servicios.